Hace dos años (septiembre 2016) la NASA lanzó una sonda espacial desde Cabo Cañaveral, en Florida, con rumbo al asteroide Bennu, un cuerpo de unos 500 metros de diámetro cuya órbita, de continuar su trayectoria, podría impacta a la Tierra, destruyéndola parcialmente.

 

Este 3 de diciembre la sonda ha llegado al asteroide, pero contrario a lo que podría pensarse, no está ahí para destruirlo, sino para tomar muestras y traerlas de vuelta a la Tierra.

 

Bennu viaja alrededor del Sol a una velocidad superior a los 100 mil km/h, y, de ser ciertos los cálculos de los científicos de la NASA, golpearía a la Tierra el 21 de septiembre de 2135.

 

La sonda Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, Security-Regolith Explorer ( OSIRIS-REx ), viajó dos billones de kilómetros y ayudará a los investigadores a entender cómo se forman los planetas.

 

La misión de la NASA se lleva a cabo en conjunto con la Universidad de Arizona y se espera que la OSIRIS-REx esté de vuelta en nuestro planeta, con las muestras, en septiembre de 2023.

 

Fuente: Life and Style 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Contáctanos

Descarga la app

Acerca de

E-mail app@safelivealertx.com

SafeLiveAlert Alerta Sísmica All Rights Reserved.

App Designed by León Ramírez Cárdenas & Developed by Diego Ramírez Calvo with <3 in Mexico.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram Social Icon